Aguacate permanece en 60 pesos el kilo en mercados

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que en tiendas de autoservicio el kilo de aguacate y jitomate se vendieron en 45.12 y 28.93 pesos, respectivamente; mientras que la cebolla, el limón y la bolsa con dos kilos de azúcar se ofertaron en 28.47, 20.01, 42.23 pesos, respectivamente.

En el mercado Felipe Ángeles de Guadalajara, en Jalisco, el precio del kilogramo de aguacate, y de jitomate descendieron a 25 y 16 pesos, respectivamente; en tanto, la cebolla, el limón y el huevo se vendieron en 16, 15 y 25 pesos, en ese orden, y el kilogramo de azúcar se mantuvo en 15 pesos.

En la Central de Abasto de la Ciudad de México (Ceda) el kilogramo de aguacate, del jitomate y la bolsa con dos kilos de azúcar se mantuvieron en 40, 20 y 32 pesos de manera respectiva; mientras que la cebolla se vendió en 15 pesos y el del limón en 13 pesos.

Por región, en mercados de Tijuana, Baja California, el precio del kilo de aguacate, azúcar, huevo, jitomate, cebolla y limón permanecieron en 60, 30, 70, 30, 28 y 28 pesos, respectivamente.

En tanto, en mercados de Puebla, el kilogramo del fruto verde, del jitomate y del huevo registraron ligeras bajas en sus precio, al ofrecerse en 40, 17 y 22 pesos; mientras que el del endulzante y del limón subieron a 16 y 17 pesos, y la cebolla se mantuvo en 16 pesos el kilo.

En el mercado popular rodante “CTM” de San Nicolás de los Garza, en Monterrey, Nuevo León, el aguacate, la cebolla y el limón se ofrecieron a la venta en 50, 18 y 22 pesos el kilo, respectivamente; mientras que el de azúcar, huevo y jitomate se mantuvieron en 20, 24 y 16 pesos, en ese orden.

Finalmente, en plazas de Mérida, Yucatán, los precios del kilo de aguacate, del endulzante, del limón y la cebolla se ubicaron en 45, 20, 5.0 y 9.0 pesos de forma respectiva; mientras que el jitomate y huevo se mantuvieron en 25 y 16 pesos el kilogramo.

Joven agrónomo de Oaxaca ahora es profesor de la universidad de Tokio

Inició sus estudios en Ingeniería en Irrigación, Azael May nunca se imaginó que años más tarde ejercería como profesor asistente de la Universidad de Agricultura de Tokio (NODAI).

Azael May y su hermano gemelo dejaron la casa de sus papdres en Huajuapan de León, Oaxaca y se trasladaron a la edad de 14 años, al Estado de México para estudiar la preparatoria en la Universidad Chapingo.

Desde que ingresó a esta institución su vida cambió, pues gracias al sistema de becas de la universidad que incluye alimentación, colegiatura y un monto mensual por hospedaje, él pudo concluir sus estudios pese a que el panorama era difícil con cuatro hermanos.

“Haber ingresado a Chapingo fue un factor muy importante para desarrollarme tanto académica como personalmente: me ayudó a formar mi carácter y me proporcionó las herramientas para crecer no sólo en la carrera, sino también en el aprendizaje de idiomas, en los deportes -tae kwon do y basquetbol-, así como en brindarme la oportunidad de seguir estudiando”, sostuvo May.

Concluyó sus estudios en Ingeniería en Irrigación, ahora Azael May es profesor asistente de la Facultad de Agricultura Internacional y Estudios Alimentarios de la Universidad de Agricultura de Tokio (NODAI), lugar donde también cursó su maestría y doctorado.

En el año 2005 en su último año de la carrera, hizo una estancia profesional en NODAI, cinco años después regresó a la capital japonesa para estudiar becado sus posgrados, así lo da a conocer NVI Noticias.

“El reto más grande es el idioma y la cultura japonés, acoplarse a una sociedad que difiere mucho de la de México. Aún batallo con el idioma, aunque he mejorado desde que empecé a trabajar, porque mis estudios de posgrado fueron en inglés”, narra el joven mexicano.

Además de trabajar en Japón como investigador en NODAI, Azael coordina Re-Inventando Japón, un programa gubernamental que busca estrechar los lazos de cooperación académica entre la institución nipona y distintas universidades latinoamericanas.

El joven agronómo cuenta que ha tenido una vida de sacrificios al estar lejos de su familia, pero también ha sido de satisfacciones, ya que en Japón conoció a su esposa con quien tiene un hijo.

A pesar del éxito profesional que rodea a Azael, él no descarta regresar a México en el 2020,cuando termine su estadía, y colaborar en la formación de más ingenieros agrónomos de Chapingo.

Fuente: Regeneración

Crece 10% anualmente la agricultura protegida en México

En México el sector de la agricultura protegida, que implica la producción de frutas, hortalizas, flores y otros productos en invernaderos, ha tenido un crecimiento anual de entre ocho y 10% en lo que va del sexenio, informó el presidente de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), Oscar Woltman, quien aclaró que hay alrededor de 43 mil hectáreas con este tipo de siembra en el país.

Tras explicar que la AMHPAC agrupa 240 empresas en 25 estados de la nación, el dirigente dijo que su principal mercado es Estados Unidos y Canadá; además, “algo de nuestro producto llega a Japón y estamos buscando otros destinos”. “El valor de nuestra industria, si lo reflejas a nivel de exportación, estamos hablando entre 1.3 y 1.5 mil millones de dólares anuales”, recalcó agregando que esto representa un cuatro o 4.5% de toda la exportación agroalimentaria, pesquera, ganadera de México.

En entrevista con El Sol de México Oscar Woltman dio a conocer que hace días platicó con Víctor Villalobos, quien ha sido propuesto por Andrés Manuel López obrador para dirigir la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. “En mi plática con él -añadió-, le que yo le pude indicar es que nos ayude el gobierno con capacitaciones, con centros de estudio, con universidades, con guarderías, con servicios de salud para los trabajadores, con servicios de transporte público para los trabajadores. “Y le dije al futuro secretario: honestamente no nos regales dinero.

Yo no soy limosnero que viene a pedir dinero regalado. Nuestra industria es una industria sana, pero necesita el apoyo del gobierno para desarrollar más tecnología, para reducir consumo de agua, mejorar tecnologías para reducir la dependencia de insumos extranjeros, mejorar la tecnología para poder exportar todavía más y generar más divisas”, acentuó. Asimismo, Oscar Woltman destacó la importancia de establecer centros aerologísticos en puertos o aeropuertos para exportar perecederos por vía aérea a mercados que pagan un plus por tener un producto de “tan alta calidad”, entre ellos Japón.

La agricultura protegida ayuda a incrementar la productividad, así como para reducir costos y mejorar el ambiente; sin embargo, “no somos todavía una solución para incrementar la producción de maíz, sorgo, trigo, frijol, cebolla”, aclaró.

Fuente: El Sol de León

Agricultura regulará antes de acabar el año la venta a pérdidas en la cadena alimentaria

El Ministerio de Agricultura ultima una disposición para regular y sancionar la venta a pérdidas de los productos agroalimentarios en toda la cadena y no solo en el tramo final de la gran distribución. Los servicios jurídicos del departamento que dirige Luis Planas todavía no han decidido si sacar adelante la misma a través de un real decreto ley o modificando leyes en vigor como reclaman las organizaciones sectoriales para que sea Agricultura quien la aplique. En todo caso, el objetivo del ministerio es que la reforma esté en vigor antes de fin de año.

La persecución de la venta a pérdidas era una posibilidad contemplada en los últimos años en la Ley de Comercio Minorista, así como en la Ley de Competencia Desleal. La primera norma contempla su denuncia cuando ello afecte a los intereses de los consumidores.

Sobre la base de esa ley, el gobierno murciano sancionó a la empresa de distribución Europamur. Sin embargo, la compañía recurrió al Tribunal de Justicia de la UE, que falló contra esta sanción por considerar que ese motivo no estaba contemplado en la directiva comunitaria sobre prácticas comerciales desleales. En consecuencia, desde octubre de 2017, esa ley no tenía capacidad para sancionar la venta a pérdidas.

La Ley de Competencia Desleal recoge la denuncia por venta a pérdidas solamente en tres supuestos: cuando incite a error a los consumidores sobre el nivel de precios de otros productos, cuando tenga como objetivo desacreditar la imagen un producto o de otros establecimientos, y cuando el objetivo sea eliminar a un competidor del mercado, en todos los casos con una gran dosis de subjetividad de cara a un juicio.

El sector agrario no valoraba la existencia de esta disposición para combatir estas prácticas porque las denuncias debían ser solventadas en los tribunales. Esto conlleva que el denunciante se identifique ante el distribuidor, lo que suele disuadirle por temor a represalias.

Con la nueva disposición se pretende llenar el vacío actual para combatir ventas muy por debajo de los precios de compra, que perjudican la imagen de calidad de productos como la leche el o aceite, argumentando que suponen una competencia desleal entre empresas, básicamente de la industria y de la distribución.

Fuente: El País