Pérdidas de más de 7 millones de € en berries por no tener agua

Los cultivos de frambuesa y arándanos en Huelva sufren las consecuencias de no poder regar, con perdidas millonarias según la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado y la Comunidad de Regantes El Fresno.

En concreto, no poder regar las 200 explotaciones agrícolas de Moguer, Lucena del Puerto y Bonares desde hace varias semanas provocará daños valorados en 3.750.000 millones de euros en la frambuesa remontante (de doble floración) y de 4 millones en el arándano. La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado y la Comunidad de Regantes El Fresno han cuantificado las pérdidas en las hectáreas afectadas por la falta de agua en más de siete millones de euros.

Según ha indicado el presidente de la Plataforma, “la afectación de la falta de agua en el cultivo de fresa es más difícil de cuantificar”, pero sí ha apuntado que “toda la superficie de fresa que no está teniendo agua para regar sufrirá un retraso de 20 días sobre el resto de la producción de la provincia de Huelva”. Por este motivo, ha esperado “celeridad en la entrega de forma inmediata y definitiva de las concesiones de agua por parte del Ministerio para la Transición Ecológica”.

Estos daños “irán aumentando con cada día que el agricultor pase sin agua, después de que hayan pasado 15 días desde el corte de agua por la falta de concesiones”, por lo que “no podemos permitirnos que se demoren más”.

Por otro lado, la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado mantendrá el miércoles día 5 de septiembre una reunión con el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. En este encuentro, además de la Plataforma, estarán presentes la Comunidad de Regantes El Fresno (como receptora de las concesiones de agua), los tres alcaldes de los municipios afectados y dos agricultores que sufren la falta de agua.

El presidente de la Plataforma ha recordado que el Gobierno “se comprometió a que entregaría las concesiones en la primera semana de septiembre, por lo que esperamos que este encuentro sirva para ultimar los detalles y que la entrega se produzca de forma inmediata para evitar una catástrofe económica en la zona”, ha insistido Picón.

Fuente: Revista Mercado

Berries, en riesgo de la sobreproducción

La Asociación Nacional de Exportadores de Berries en México (Aneberries) se deslindó de la invasión de plantíos en el paisaje agavero declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como patrimonio cultural de la humanidad.

La conversión en el cultivo es decisión del productor y no a sugerencia de los industriales, aseguró Diego Martínez Rodríguez, presidente de Aneberries, quien por otro parte, anunció que ante el boom de los llamados frutos rojos (fresa, arándano, zarzamora y frambuesa) se podría caer en una sobreproducción.

“Si se sigue creciendo a este ritmo puede llegar a un punto en que la demanda semanal que hay de los productos en Canadá, Estados Unidos y otros mercados de exportación, ya este topada.

selection-of-berries-from-aboveSi el consumo no crece al ritmo de las plantaciones, pues llegaríamos a ese punto de saturación de mercado”, respondió a pregunta expresa.

De ahí que se quiera informar a productores y empresas exportadoras de berries “cuál es la superficie, cómo están los volúmenes, cómo están los mercados para que ellos sepan los riesgos de seguir invirtiendo o no en una plantación”, destacó el empresario quien agregó que ellos no pueden incidir en el tipo de cultivo que productores quieran plantar en sus tierras.

Diego Martínez Rodríguez también manifestó que “hasta donde sabe”, ningún socio de Aneberries tiene sembradíos de fresa, frambuesa, arándano y zarzamora dentro del paisaje agavero.

Y es que hoy en día son 35 hectáreas dentro de ese polígono. Eso sí, reiteró que “por ningún motivo estamos promoviendo el hecho de que arranquen el agave y pongan berries, eso no es así”.

Al señalar que cualquier tierra es apta para sembrar los frutos rojos, el líder los exportadores afirmó que los tiempos de recuperación de inversión son menores a los del agave. Por ejemplo, en el caso de la frambuesa son dos años y en el arándano son tres años. El del agave hasta diez años. Sin embargo, en el caso de productores de caña, reveló que ellos sí han buscado a la asociación. “Hace mucho que ellos se han acercado a nosotros para ver esa alternativa”.

El tema de la invasión de berries en el paisaje agavero es un problema que tendrán que resolver los tequileros y agaveros, ni siquiera el Estado podría intervenir, consideró.  Aneberries está integrado por 28 empresas de los estados de Jalisco, Michoacán, Sinaloa, Guanajuato, Baja California, Colima y Nayarit. Representan el 85 por ciento del total de la producción que se exporta.

Fuente: Milenio