Ven potencial para que La Laguna detone un cluster de biotecnología.

Adria Prieto, directora de la carrera de ingeniería de bionegocios del Tecnológico de Monterrey, comentó que a nivel regional no se está aprovechando la carrera de bionegocios, pese a que se cuenta con talento, universidades y empresas interesados en hacer más eficientes los procesos con el uso de la tecnología.

Opinó que se debería desarrollar más esta industria, pero también a la par con el capital humano que se requiere para ello.

Mencionó que para ello se requiere que gobierno, industrias y universidades trabajen juntos, lo cual se refleje en la creación de un cluster de biotecnología.

Declaró que se requiere estar unidos y hacer una fuerza común entre varias universidades, en donde se logre trabajar con las empresas para apoyarlas y hacerlas mejores con menores recursos.

Citó la directora que será necesario atraer al gobierno para hacer un cluster y conformar las 3 hélices, lo cual permita un crecimiento de varios años, por lo que se requiere plantearlo.

GRAN POTENCIAL

Adria Prieto comentó que el ramo agropecuario tiene un gran potencial para la aplicación de la biotecnología, por lo que mencionó que es uno de los objetivos es desarrollarla.

Mencionó que también hay otros nichos de mercado con oportunidad dentro de la industria y el área médica, entre otras actividades.

Citó que hay interés por el tratamiento de desechos que se realice en forma amigable, dejando los recursos naturales a las futuras generaciones de la población.

Puso como ejemplo que en el sector agropecuario ya se usan fertilizantes biológicos para la mejora de suelos, también para la selección y mejora de ganado, mejorar el uso del agua, aplicaciones en el área médica, pero opinó que aún faltó por desarrollarla.

“Creo que no se está aprovechando carrera, necesitan desarrollar más gente y es una industria que esta en pañales, pero que va creciendo”.

Ven potencial en biotecnología

Proyecto. La región Lagunera tiene potencial para impulsar un clustar de biotecnología.