Manejo de cultivo a los tres años

El mantenimiento del cultivo después de la siembra no es difícil, sólo que se
deben tener los siguientes cuidados:

  • Control de “malas Hierbas”: Por ser arbolitos pequeños, se debe mantener un control para evitar la competencia por luz principalmente. Para ello se recomienda el control mecánico, teniendo siempre el cuidado de no causar heridas en los arbolitos. No es recomendable en este estado el uso de herbicidas, esto por afectar el desarrollo de las plantas. En caso de tener pastos, se podría usar algún graminicida. Las hierbas que hay en las plantaciones de aguacate ayudan a evitar que el suelo se lave, además dan un buen aporte de materia orgánica.
  • Uso de tutores: En la mayoría de los terrenos de la zona se tienen problemas de vientos, además de que la lluvia puede afectar también al arbolito. Se recomienda el uso de tutores para evitar que se quiebren, esto les permite desarrollarse bien sin el riesgo de perder el árbol.

tres años

  •  Control de plagas: En este estado es muy usual en la zona el ataque del falso medidor, éste se puede hallar fácilmente en el tallo por lo que se recomienda el monitoreo y control manual en el primer año. También, puede sufrir ataque de trips y ácaros, para esto se recomienda realizar monitoreos y de acuerdo a la incidencia de la plaga se debe optar por un control químico o biológico, siempre y cuando la incidencia así lo amerite. No existe control preventivo, por lo que no se recomienda aplicación de productos químicos para este efecto.
  • Control de enfermedades: la antracnosis es la más común en este estado del árbol, para evitar que se propague se debe procurar una buena nutrición, los excesos de nitrógeno en la fertilización, son causa de incidencia de ésta y otras enfermedades por lo que se debe balancear bien la nutrición. Si se presentan síntomas de esta enfermedad se debe utilizar un fungicida específico para el control.
  • Enfermedades de la raíz Al aguacate lo afectan los hongos del suelo como la Rhizoctonia spp, pythium sp, Fusarium sp, y Phytopthora cinnamoni principalmente. Se debe procurar buscar patrones resistentes a la gran mayoría de estas enfermedades. En la Zona de Los Santos, se da principalmente el fusarium, para ello es recomendable a la hora de sembrar los arbolitos no causar heridas en la raíz. Se puede usar un producto protector a base de cobre para proteger la raíz, a la hora de la siembra. La aplicación de enmiendas es recomendable para disminuir el inoculo de los hongos patógenos mejorando la proliferación de microflora benéfica. En último caso si la infección afecta la plantación, se puede usar un fungicida específico para este tipo de hongos, siempre y cuando no esté en la docena sucia (productos que tienen probados efectos negativos en los humanos y el ambiente, pero que se encuentran todavía en el mercado a pesar de los cuestionamientos).
  • Fertilización: Se debe tener en cuenta el análisis de suelo, de acuerdo a éste se debe seguir según el criterio técnico de un profesional en las ciencias agrícolas, la aplicación de enmiendas para lograr una mejor asimilación de los fertilizantes. Cabe recordar una vez más que el pH para este cultivo va de 5.5 a 7.
    A la hora de la siembra, se aconseja poner al fondo el hueco una fórmula alta en fósforo (10-30-10-S, 90gr según el Manual de manejo pre y post cosecha Costa Rica). Después se continúa con aplicaciones alternas de fórmulas fosforadas con fórmulas completas. En lo referente a la cantidad de fertilizante, este punto es un poco controversial por no haber un estudio de extracción de nutrientes, por lo que la recomendación se basa a criterio que más provecho le ha dado a los productores, de no sobre pasar los 500 gr en el primer año, distribuyendo en pequeñas dosis durante la época de invierno.
  • Formación del árbol: La recomendación de los productores del CACTA, es de iniciarla desde el primer año, a una altura de 0.8m a 1m de altura, esto con el fin de ir dándole formación al arbolito. Existe buen consenso de que  19 se deben dejar de tres a cuatro ramas dando la formación de baso invertido. Esto propicia una mejor aireación del árbol disminuyendo el ataque de hongos. Esta labor de formación se debe seguir dando en sus primeros años y luego dar mantenimiento para mejorar la aireación interna.

 

Nosotros podemos ayudarte, somos los numero uno en asesoría agrícola.

.LLÁMANOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s