Manejo del cultivo del aguacate

Es importante planificar las actividades que se van a ejecutar en el cultivo para poder cumplir con todos los objetivos. Las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) se convierten en un buen referente para la programación, organización y coordinación
de actividades.

Conocer sobre la fenología del cultivo ayuda a decidir respecto a la ubicación adecuada, requerimientos en clima y suelo, épocas de susceptibilidad al ataque de plagas y labores del cultivo en general. Para el aguacate Hass, en Colombia, el rango altitudinal óptimo es de 1.800 a 2.000 msnm; solo si las condiciones microclimáticas son buenas, se puede establecer hasta de 2.500 msnm (Tafur, com. pers., 2009). Así mismo, tiene un buen desarrollo a una temperatura de 5 a 17°C y requiere de un régimen de precipitación que no supere los 1.500 mm/año (Tafur, com. pers., 2009).

Material de siembra

El uso de material de siembra sano es uno de los factores de mayor relevancia en el establecimiento del cultivo de una especie perenne como el aguacate, por eso hay que asegurar de que el material cumpla con los parámetros de calidad agronómica, genética y fitosanitaria. Es importante programar las siembras y utilizar material producido en viveros registrados ante el ICA, los cuales cumplen con la Resolución ICA 3180.

Para producir plantas con la finalidad de sembrar, se debe:

• Garantizar que el área de producción esté en un lugar aislado de cultivos comerciales.
• Restringir el acceso y tránsito de personas al área de producción del material de propagación.
• Ubicar en los puntos de acceso al vivero soluciones desinfectantes para las ruedas de los vehículos, el calzado, entre otros.

• Utilizar sustratos libres de plagas.
• Limpiar y desinfestar regularmente calles, paredes, mesas y herramientas y hacer mantenimiento cada vez que sea necesario.
• Desinfectar las semillas para la obtención de patrones.

• En el vivero se debe disponer de mallas y cortinas que permitan aislar las plantas.
• Conocer el origen del material (semilla, plantas, varetas porta yemas, entre otros), su calidad sanitaria y agronómica.
• Identificar el material y, en lo posible, señalar las fechas de siembra, trasplante e injertación.
• Por ningún motivo las plantas pueden estar en contacto directo con el suelo, se deben ubicar en camas levantadas y evitar el encharcamiento.
• Disponer permanentemente de la asesoría y acompañamiento técnico de un ingeniero agrónomo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s